Páginas

domingo, 24 de marzo de 2013

Alcachofas salteadas

He de mencionar que a las alcachofas las cogi manía desde pequeñita, eso sí, no me preguntes por qué, pero el caso es que no me gustaban para nada y por lo tanto mi madre se las veía para que yo le hincara el diente a aquello.
 
Cosas de la vida y como me ha pasado con alguna que otra cosa, poco a poco fui aprendiendo a comer. Aparté manías de niña y hoy día, las alcachofas es uno de mis platos favoritos.

Y como prueba de ello el año pasado nos acercamos por el mes de abril a las jornadas de la exaltación y fiestas de la verdura que se celebra año tras año en Tudela, Navarra.

La cocina de la ribera navarra está marcada por unas características climáticas especiales.

Allí encontraréis los cogollos de Tudela, prietos, tiernos y sabrosos. La borraja reina de las verduras. Los espárragos, las habas, los guisantes, el cardo, los pimientos, la alchachofa con sus tiernas hojas. Y como plato estrella de la huerta de Tudela, la Menestra, auténtica sinfonía de verduras.

Si visitar su mercado ya es de obligado mandamiento, durante la feria qué os voy a contar.
 
Asi que recordando mi visita a Tudela hoy he preparado para comer unas alcachofas salteadas, muy simples pero que regadas con un buen aceite de oliva recogen todo su sabor. Espero que os guste.

ALCACHOFAS SALTEADAS.
 
 
Ingredientes para 2 pax:

10 alcachofas

Aceite

Sal
 
Limón

Lonchas de buen jamón


Elaboración:

Preparamos un bol con agua y echamos el zumo de un limón.
 
Cogemos las alcachofas y las pelamos, le vamos quitando las hojas hasta quedarnos con el corazón, la zona más amarilla de la alcachofa.
 
Cortamos la alchachofa a lo largo por la mitad. Asimismo pegamos un corte en las puntas de arriba para quitárselas.
 
 
Seguido le quitamos la pelusa del centro que a menudo suele llevar.
 
A medida que vamos repitiendo estos pasos con cada alcachofa, las vamos dejando reposar en el bol que contiene el zumo de limón.
 
 
A continuación cogemos una sartén con un poco de aceite y salteamos a fuego medio las alcachofas que habremos escurrido. Debemos de tener en cuenta que han de quedar doraditas y tiernas, tapar con tapadera.
 
Retirar del fuego para a continuación emplatar. Rociamos con aceite de oliva y salamos con sal escamada. Y decoramos con unas lonchas de jamón.
 

Buen provecho.

1 comentario:

NIKICHAN ZAFEIRY dijo...

Muy ricas y apetecibles :) tienen que estar muy ricas sin duda con el jamoncito. Un beso
Recetas de una gatita enamorada