Páginas

domingo, 13 de abril de 2014

Patatas en salsa verde

Mi región es patatera, de hecho a los alaveses nos llaman patateros. Por qué será, difícil eh? Como habéis deducido Álava es una provincia donde se cultiva la patata y donde se obtiene diferentes clases de las cuales la Kenebec es de las más empleadas. Una patata blanca, firme, sin ese sabor dulzón de algunas y que ofrece multitud de posibilidades en los diferentes usos del mundo culinario.
 
Será quizás por el terreno - esto es un valle - por el clima - aquí decimos que solo hay dos estaciones, verano e invierno, y eso que el verano es...bueno peculiar, lo mismo te asas dos días seguidos cual carne a la parrilla, como que te mueres de frío con ese vestidito que tantas ganas tenías de ponerte - pero en fin, cada cual con su idiosincrasia particular que entre otras cosas hace que tengamos esta patata tan rica.
 
Para esta receta yo he utilizado la Kenebec, por ser la que mejor se adapta a este plato.
 
Espero que disfrutéis.



PATATAS EN SALSA VERDE

Ingredientes para 4 personas:

Aceite de oliva
 
1 cebolleta
 
4 dientes de ajo
 
1 kg de patatas en rodajas
 
Medio vaso de vino blanco
 
Caldo de pescado
 
Perejil picado
 
Sal


Elaboración:

Elegiremos una cazuela amplia pero a su vez baja para que la patatas toquen fondo y no se amontonen. La ponemos a calentar al fuego con un poco de aceite. Picamos los ajos y se los añadimos. Cuando veamos que éstos empiezan a dorarse un poco le añadiremos la cebolleta que previamente habremos picado. Le echamos una pizca de sal.
 
 
A fuego suave, dejamos que se cocine todo por espacio de 20 minutos hasta que veamos que adquire un tono dorado.
 
 
Añadimos las patatas que previamente habremos pelado pero no lavado, pues nos vendrá bien para que suelte en la coción su almidón. Eso sí las cortaremos en rodajas de aproximadamente 1 cm. de grosor. Les vamos dando la vuelta para que se cocinen un poco y acto seguido le añadimos el vino blanco. Elejí un verdejo por ser el vino que más me gusta para cocinar aunque esto como siempre digo es para gustos.
 
Dejamos que evapore y le añadimos el caldo de pescado por encima hasta cubrir las patatas unos dos dedos. 
 
Sazonamos al gusto y dejamos hervir a fuego muy suave durante 30 minutos. Cuando veamos que las patatas están tiernas y que el caldo se espesa debido al almidón que suelta la patata, lo retiramos del fuego.
 
 
Espolvoreamos con un poco de perejil picado y servir. 
 
Nota: Si unos minutos antes de finalizar la cocción se añaden unos trozos de bacalao o rape debidamente sazonados el resultado es de un plato completito.