Páginas

domingo, 9 de noviembre de 2014

Berenjenas con miel

Cuántas veces he llegado este verano a comer este plato, en esos patios cordobeses que invitan a tapear rodeados de jazmines, cuyo aroma evoca la atmósfera árabe de sus medinas y zocos. Como habréis podido deducir y muchos ya conoceréis es una típica receta cordobesa y por tanto allí se sirve mucho de tapeo.

Muy sencillito de hacer. Lo importante es que nos hagamos con unas buenas berenjenas, cuanto mayor lisa sea su piel mejor estará. Aquí os la dejo. 

Buenos días a todos/as.




Ingredientes:

2 Berenjenas

Miel de caña

Sal

3-4 cucharadas de harina

Agua

Aceite


Elaboración:

En primer lugar lavamos bien las berenjenas y le cortamos las puntas. A continuación las cortamos a rodajas no muy gruesas y las dejamos en un bol con agua (entre litro y litro y medio y 1 cucharada de sal es suficiente) durante al menos 30 minutos con el fin de que pierdan el amargor.


Pasado el tiempo prudencial escurrimos y las colocamos en papel absorbente. Mientras pondremos a calentar abundante aceite en una sartén. 

Cuando veamos que el aceite ha cogido la temperatura cogemos las berenjenas y las pasamos por una fina capa de harina y las freímos por tandas para que el aceite no se nos enfríe y éstas se nos hagan bien.


Cuando veamos que cogen un tono dorado las sacamos y escurrimos de nuevo en papel absorbente. A continuación emplatamos y servimos rociadas de miel de caña. Veréis que buenas están.

2 comentarios:

Alicia Agea dijo...

No están buenas, sino buenísimas. No conozco a nadie que no le gusten. Por Granada y provincia se ponen mucho en los bares de tapas, seguro que en general por toda Andalucia. Me alegra verte Ane. Besitos.

Ane dijo...

Qué razón tienes Alicia. Gracias por pasarte de nuevo por aquí.

Besos.