Páginas

domingo, 24 de enero de 2016

Chicharro al horno

Soy más de pescado que de carne. Y eso no quita que un buen lechazo o cochinillo no esté a la altura de cualquier pescado que se precie, no, no digo eso. Lo digo porque entre otras cosas me parece mucho más digestivo que cualquier carne que se me presente y sobre todo mucho más fácil y rápido de preparar en este caso si lo que eliges es el horno. Eso sí, no significa que me tiente cualquier pescado, y menos los que son de cultivo. Y es que hoy día muchas veces dudas de si el pescado que está a la venta es salvaje o de cultivo. Yo apuesto por el salvaje aunque muchas veces coma de cultivo sin ser consciente de ello.

Al hilo de esto me resultó chocante ver no hace mucho un reportaje que emitieron en televisión donde en una zona del interior del país había un vivero de, si no recuerdo mal, langostinos. "Animalitos" alimentados con pienso (ecológico) y harinas (de calamar), y pescado también, entre otros. Evidentemente cumpliendo las normas y reglas establecidas para ello. Ahora bien, lo que me resultó sorprendente es que a las personas que les preguntaron si lo compraban todas decían que sí, sobre todo porque eran de allí. ¿? Ya lo de que el animalito no se alimentara como pide su hábitat natural daba lo mismo, lo importante es que eran de allí, autóctonos, aunque fuese en una piscina y a base de harinas entre otros.


Simplemente es una anécdota que me resultó curiosa y chocante a la vez. A veces ponemos el grito en el cielo por ciertas cosas y en otras somos muy laxos. 

Al chicharro (txitxarro en euskera) también se le conoce por jurel y es un pescado muy rico en ácidos grasos omega 3, necesarios para la dieta mediterránea. Un pescado azul llamado también el " besugo de los pobres" con mucha espina, que le aporta un punto de jugosidad muy rico. Es muy fácil de hacer y en poco tiempo está preparado. Espero que os guste.

Ingredientes para dos personas:

1 Txitxarro 

1 patata grande

1 cebolla

1 diente de ajo

Perejil picado

Sal

Aceite de oliva virgen extra

Vinagre de sidra de manzana

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180 grados. En una fuente amplia echamos un poco de aceite de oliva virgen extra que cubra bien la base. A continuación pelamos una patata en rodajas de 1 cm. de grosor más o menos. Las salamos y las colocamos en la base de la fuente. Cuando el horno haya adquirido la temperatura marcada metemos la fuente y dejamos por espacio de 5-8 minutos. 


Por otro lado cogemos una cebolla y la cortamos en juliana. Sacamos la fuente del horno y le colocamos la cebolla por encima bien esparcida. Volvemos al horno. Dejamos otros 5 minutos.

A continuación pasaremos un pelín el chicharro por agua, solo un poco. Lo salamos y colocamos en la fuente de horno. Le añadimos por encima un chorretín de aceite de oliva y perejil picado y cerramos el horno. Dependiendo del tamaño de la pieza necesitará de 15 a 20 minutos, aproximadamente de cocción. 


Mientras en un cazo echamos buen aceite de oliva y un diente de ajo peladito. Cuando esté cogiendo tono dorado le añadimos el vinagre de sidra, con cuidado pues nos salpicará, yo suelo bajar un poco el fuego, y también un poco de perejil. Dejamos que liguen ambos líquidos un poco con cuidado de que el ajo no se nos queme.


Pasado el tiempo de horneado sacamos el pescado y le echamos por encima el sofrito de ajo y perejil. Por último, servir.

2 comentarios:

Alicia Agea dijo...

¡¡Hola Ane!! Cúanto te he echado de menos, sí pensé que habías abandonado el blog. De pronto, hace un momento, me he acordado de ti y me he dicho voy a ver si anda por aquí y ¡sorpresa! me encuentro que estás, qué buena sorpresa. No sé tú, pero yo ando sin mucho tiempo y me limito a hacer comentarios sólo a quienes me comentan, por cortesía y por deferencia a esos compañeros y compañeras que también la tienen conmigo y como mi tiempo no da para mucho cierro y me voy.Te cuento la pura verdad. Pero eso no quiere decir que no me acuerde de otras personas a las que les tengo especial cariño, como a ti.
Me ha gustado mucho pasar y comprobar que aún andas por aquí con tus recetas fantásticas como es la de hoy, a mí me van más también los pescados y éste promete estar para relamerse. Muchos besos guapa.

Ane dijo...

Hola Alicia, que alegría me da leerte de nuevo. Por lo que dices veo que todas andamos igual. Últimamente yo también me dedico solo a publicar en mi blog. En algún post anterior ya comenté que eso indicaba que me estaba perdiendo mucho al no leer vuestras entradas semanales, pero tengo varios frentes abiertos y el dia 24 horas. Además esto del blog me lo planteé como una afición, publicar cuando pudiera y sobre todo cuando me apeteciera. Mi máxima es no tomármelo como una obligación puesto que entonces dejaría de ser una afición para mí. Así que no te preocupes tanto por pasearte por aquí en menos ocasiones y disfruta de la vida, que es lo importante. Besosss.