Páginas

domingo, 9 de abril de 2017

Hígado encebollado

He necesitado cumplir unos cuantos años para que el hígado formase parte de mi dieta. Reconozco que a mí antes me entraba todo por los ojos. Y no, no me refiero a que una vez mostrado un buen hígado encebollado no me dijera cómeme, más bien era anterior. Lo mío era el previo, ver la sustancia viscosa sobre la bandeja de la carnicería, qué quieres qué te diga, que no había quien me convenciera de llevarlo a la boca. Pero todo tiene un día y el mío también llegó. No sé cuándo ni cómo, pero el caso es que le dí una oportunidad. Soy de la opinión de que esto de comer es un aprendizaje continuo, vaya que sí. ¡Feliz día!


sábado, 25 de marzo de 2017

Salsa vinagreta

Esta salsa la utilizo para entrantes, sobre todo para cuando saco unos puerros o espárragos cocidos. Incluso queda muy bien presentada con unas gulas cocidas. Siempre platos fríos. Y ahora que la primavera nos saluda -aunque por estos lares como acostumbra, con algo de fresquete-, le damos la bienvenida presentándola en nuestra mesa. Y como suelo decir la mayoría de las veces, fácil de hacer. Aquí, si que no hay excusas. Saludos.

domingo, 5 de marzo de 2017

Setas a la plancha

¿Qué tal unas setas para picar? Acompañado de un buen aceite de oliva y unos ajitos bien picados tenemos una receta rápida y bien sencilla, ¿para qué más? ¡A disfrutar y saludos!


domingo, 5 de febrero de 2017

Espaguetis con espinacas

De nuevo una combinación de pasta con verduras, sin salsas de por medio. Cada vez soy más partidaria de comer pasta cuanto más limpio posible, es decir sin recurrir a salsa o crema de por medio. Debe ser la edad, ay, que no perdona, que una se va volviendo más rara o especial en sentido peyorativo, si me apuras.

Pudiera resultar un sacrilegio, pero lo cierto es que me da como pereza comer ese plato, exquisito por supuesto, y untuoso, ahí con su salsita bien trabada, pero qué quieres qué te diga, me van a admitir en el club de los maniáticos muy pronto, si es que lo veo.

Con ello no quiero decir nada más que, la receta de hoy evidentemente no la lleva. ¿Qué te gusta más una carbonara, bolognesa, o esa rica salsa de setas qué no puedes dejar de mirar? Pues nada que no se diga, que para gustos los colores.

Saludos y feliz domingo.


domingo, 22 de enero de 2017

Quinoa con verduras

Ya estamos de nuevo aquí, pasados unos cuantos días del ya 2017. Y lo hacemos con el estómago más calmadito después de jornadas de excesos y con las sempiternas promesas de todos los años. La primera comer mejor, más variado y saludable. La segunda... oh si, aprender inglés, la tercera el deporte, la cuarta quererme más....en fin una sarta de tonterías que nos auto imponemos sugestivamente porque hay entendidos que dicen que sí, que hay que comenzar el año con buenos propósitos para llevarlo todo mejor. Estamos rodeados de gurús.

Pero vamos a lo que vamos, la primera receta de este año. La quinoa, ese super alimento que de la noche a la mañana se ha vuelto imprescindible en cocinas que ni siquiera sabían de su existencia, como la mía. Este pseudocereal es rico en vitaminas y posee un alto contenido en minerales. En no más de quince - veinte minutos está cocido y se puede combinar con multitud de alimentos. 

En este caso he optado por presentarla junto a unas verduras, por aquello de depurar un poco. No obstante sus posibilidades son infinitas, desde desayunos junto con frutas y pasas, a ensaladas o acompañamiento de platos principales. Os dejo con la receta. Saludos.